Cultivo y cuidados

La extensión del cultivo del olivo, está limitada por el frío debido a que teóricamente apenas resiste temperaturas inferiores a -12º C, sin embargo debido al especial microclima de nuestro vivero, nuestros olivos han resistido -22ºC en el norte de Italia, además es capaz de soportar de manera estoica sequías excepcionales y vientos fuertes, Es el árbol más típico del Mediterráneo, ecológicamente es útil para la conservación del suelo.

El olivo posee una característica botánica importante y es que la época de crecimiento de sus ramas va desde el mes de abril hasta finales de octubre. Se ha de tener en cuenta que desde agosto el ritmo es más lento por el calor y la falta de lluvia. A partir de noviembre entra en el reposo invernal hasta enero. Entonces empieza el movimiento de su savia y el árbol comienza a “transmitir” las órdenes para que sus brotes evolucionen y se conviertan o en ramas o en flor (que posteriormente serán frutos).

-Un abonado en septiembre y octubre acompañado de superfosfato.
-Tratamientos parasitarios preventivos con sulfato de cobre en oct/nov.
-Una poda de formación para darle un porte equilibrado cada dos años.